Aprender a andar ligeros

     Twittéalo

Cuentan que un turista en Israel quiso conocer al célebre rabino Hilen El Sabio.

PERFECCION-DISENO.png

Cuanto entró en su casa, le sorprendió ver que ésta consistía en una sola estancia llena de libros y un único taburete donde sentarse. El turista preguntó:

Pero, Rabí ¿dónde están sus muebles?

¿Y dónde estan los tuyos? replicó el sabio.

Pero yo estoy de paso, dijo el turista.

¿Y cómo piensas que estoy yo? concluyó el Rabí.

Extraído de «Ser feliz en Alaska» de Rafael Santandreu.



 Anterior      Posterior

Por Antonio C. el 6 de septiembre de 2018
Archivado en: ideas



Puedes disfrutar de otros artículos como éste en el archivo del sitio.